22 Οκτωβρίου 2006

Satirizando una tarde de fútbol



Odio esta tarde de domingo en la que en el bar de la esquina de mi casa se reune medio Elche para ver el Madrid-Barça, o mejor para ellos, el Barça-Madrid. Odio el no poder bajar a la calle a pasear porque me cruzo con un montón de personas que te apisotean, te gritan, te vapulean y te miran raro por no querer observar a Ronaldinho y Bekham en calzoncillos. Esta tarde decidí quedarme en casa y leer a Juvenal:

Y llegará antes, pues a mí, con la prisa que llevo, me cierra el paso una avalancha por delante, y el gentío que me sigue por detrás formando una cola interminable me oprime los riñones. Uno me larga un codazo, otro me da con una ruda angarilla, éste me sacude la cabeza con una percha y aquél con una metreta. Voy con las piernas perdidas de barro, todos son pisotones de unas plantas enormes

ante tamen ueniet: nobis properantibus obstat
unda prior, magno populus premit agmine lumbos
qui sequitur; ferit hic cubito, ferit assere duro
alter, at hic tignum capiti incutit, ille metretam.
pinguia crura luto, planta mox undique magna
calcor

Juv., Sátiras, III, 243-248

3 σχόλια:

Ana είπε...

Dí que sí, que yo tampoco soporto lo que se arma alrededor de eso a lo que llaman deporte de masas, que tiene más de masa que de deporte.

mertxu είπε...

Y cuando ves dar vueltas en coche a unos? Nosé donde leí que en la carreras de cuadrigas, las diferentes "escuderias" se identificaban con colores: los rojos , los verdes, los azules cielo..¿de verdad hemos cambiado tanto? Cuando gana Alonso, deben bajar las hipotécas y subir los sueldos porque nos entra a todos un alegrón

Esther είπε...

Javi ¿es que has estado en la feria de mi pueblo que la describes tan bien?