16 Οκτωβρίου 2007

Carpe Diem

Tu ne quaesieris (scire nefas) quem mihi,
quem tibi finem di dederint, Leuconoe,
nec Babylonios temptaris numeros.
Vt melius quicquid erit pati!
Seu pluris hiemes seu tribuit Iuppiter
ultimam, quae nunc oppositis
debilitat pumicibus mare 5
Tyrrhenum, sapias, uina liques
et spatio breui spem longam reseces.
Dum loquimur, fugerit inuida aetas:
carpe diem, quam minimum credula postero
HORACIO, Carmina I, 11

No quieras saber, pues ello nos está vedado, qué fin, Licónoe, han señalado para mí y para ti los dioses. Y no interro­gues a los cálculos babilónicos.

¡Cuánto mejor es sufrir todo lo que pueda suceder! Y ora Júpiter te conceda más de un in­vierno, ora sea éste el último que ahora quebranta el mar Ti­rreno contra los acantilados de desgastadas rocas, sé pruden­te.

Filtra tus vinos y, ya que la vida es corta, ajusta esperanza larga. Mientras hablamos, el tiempo celoso huyó. Atiende al día presente, y no te fíes lo más mínimo del porvenir.

En tanto que de rosa y azucena
se muestra la color en vuestro gesto,
y que vuestro mirar ardiente, honesto,
enciende el corazón y lo refrena;
y en tanto que el cabello, que en la vena
del oro se escogió, con vuelo presto
por el hermoso cuello blanco, enhiesto,
el viento mueve, esparce y desordena:
coged de vuestra alegre primavera
el dulce fruto antes que el tiempo airado
cubra de nieve la hermosa cumbre.
Marchitará la rosa el viento helado,
todo lo mudará la edad ligera
por no hacer mudanza en su costumbre.
GARCILASO, XXIII


Mientras por competir con tu cabello
oro bruñido al sol relumbra en vano;
mientras con menosprecio en medio el llano
mira tu blanca frente el lilio bello;
mientras a cada labio, por cogello,
siguen más ojos que al clavel temprano,
y mientras triunfa con desdén lozano
del luciente cristal tu gentil cuello,
goza cuello, cabello, labio y frente,
antes que lo que fue en tu edad dorada
oro, lilio, clavel, cristal luciente,
no sólo en plata o viola troncada
se vuelva, mas tú y ello juntamente
en tierra, en humo, en polvo, en sombra,
en nada.

LUIS DE GÓNGORA

Hay que recoger la vida,
la vida que se nos va
cual se nos vino, escondida,
del más allí al más acá.
Y se va por donde vino
embozada en el misterio,
va abriéndose camino,
mira siempre al cementerio.
Hay que recoger la vida
que otra vez ya no vendrá,
como se nos va escondida
del más aquí al más allá.
UNAMUNO
ENCANTA ESTA CANCIÓN DE sERRAT. sEGURO QUE TAMBIÉN ÉL LEYÓ A hORACIO AL ESCRIBIR SU LETRA.



Hoy puede ser un gran día
Plantéatelo así
Aprovecharlo o que pase de largo
Depende en parte de ti
Date el día libre a la experiencia
Para comenzar
Y recíbelo como si fuera fiesta de guardar
No consientas que se esfume
Asómate y consume
La vida a granel
Hoy puede ser un gran día
Duro con él
Hoy puede ser un gran día
Donde todo está por descubrir
Si lo empleas como el último que te toca vivir
Saca de paseo a tus instintos
Y ventílalos al sol
Y no dosifiques los placeres,
Si puedes, derróchalos
Si la rutina te aplasta
Dile que ya basta
De mediocridad
Hoy puede ser un gran día
Date una oportunidad
Hoy puede ser un gran día
Imposible de recuperar
Un ejemplar único,
No lo dejes escapar
Que todo cuanto te rodea
lo han puesto para ti
no lo mires desde la ventana
y siéntate al festín
Pelea por lo que quieres
y no desesperes
si algo no anda bien
Hoy puede ser un gran día
y mañana también.
JOAN MANUEL SERRAT
'Hoy puede ser un gran día' 1981

2 σχόλια:

mertxu είπε...

Siempre puede ser hoy un gran día.He perdido demasiadas mañanas pensando y lamentandome sin darme cuenta que lo que realmente se me iba era la vida.Sé que nunca recuperaré el tiempo perdido, pero hace tiempo que juré por los dioses que no perdería ni un dia más.
CARPE DIEM: hoy nunca volverá a repetirse, que hoy sea un gran día depende de nosotros.

Javi είπε...

Así me gusta. Es un homenaje al Blog y a nuestra vida, que es genial, siempre que nosotros queramos