16 Μαρτίου 2009

Como un león



βῆ δ᾽ ἴμεν ὥς τε λέων ὀρεσίτροφος ἀλκὶ πεποιθώς,
ὅς τ᾽ εἶς᾽ ὑόμενος καὶ ἀήμενος, ἐν δέ οἱ ὄσσε
δαίεται: αὐτὰρ ὁ βουσὶ μετέρχεται ἢ ὀίεσσιν
ἠὲ μετ᾽ ἀγροτέρας ἐλάφους: κέλεται δέ ἑ γαστὴρ
μήλων πειρήσοντα καὶ ἐς πυκινὸν δόμον ἐλθεῖν.

Si hay un héroe capaz de seducir a través de los tiempos sin duda es Odiseo. Por méritos propios es el preferido de la Glaucópide. ¿Cómo no serlo? Famoso por su astucia, fecundo en ardides, capaz de superar los obstáculos que los dioses envidiosos le ponen en el camino, ingenioso y hábil, deseado por diosas y mortales, de corazón inalcanzable, de mirada pícara, impenitente seductor, de palabra versátil, dueño de una irresistible sonrisa...

El encanto del Laertíada aumenta con los años. Hoy maneja un Mac y domina a los cíclopes imberbes, descifra códigos imposibles y gusta de la elegancia en el diseño. Sigue siendo famoso por su astucia y fecundo en ardides, artero y divino, de irresistible sonrisa y mirada pícara.

Hoy, como siempre, se presentará ante la joven feacia avanzando como como un león montaraz que, confiado en su fuerza, marcha empapado de lluvia y contra el viento y le arden los ojos; entonces persigue a bueyes o a ovejas o anda tras los salvajes ciervos; pues su vientre lo apremia a entrar en un recinto bien cerrado para atacar a los ganados.

Hoy, como siempre, serás nuestro héroe preferido.


1 σχόλιο:

Isabel Romana είπε...

Hay que ver qué capacidad tiene Odiseo de despertar en nosotros la sed de aventuras y el deseo.
Besotes.